iPhone 6 Plus vs Galaxy S6 Edge: Lo mejor de Apple contra lo mejor de Samsung

1
1314
Samsung Galaxy S6 Edge vs iPhone 6 Plus

El Galaxy S6 Edge es un dispositivo con una leve pantalla curvada por ambos extremos de pantalla, pero eso es suficiente para que sea visto como un dispositivo vanguardista. Seguramente muchos de vosotros os enfrentaréis a la disyuntiva de tener que elegir entre el S6 Edge y el iPhone 6 Plus de Apple, así que a continuación os ofrecemos una comparativa entre ambos terminales premium, dos de los mejores del mercado sin lugar a dudas. Por una vez el aparato de Apple no es es el más avanzado ni el más revolucionario en cuanto a diseño, pero también existen otras batallas a tener en cuenta como la batalla entre la última versión den iOS y Android, sin duda todo un choque de trenes.

El Galaxy S6 Edge supone un gran avance tal y como ya os hemos narrado en multitud de ocasiones: El diseño del teléfono no es el típico de plástico de los últimos buques insignia de Samsung, es la combinación entre una estructura formada por robusto metal y cristal trasero protegido por Gorilla Glass 4. El Galaxy S6 Edge no tiene nada que envidiar en cuanto a diseño al iPhone 6 Plus que muchos expertos consideran una especie de estándar en cuanto a diseño de smartphones.

Galaxy S6 Edge vs iPhone 6 Plus

Samsung Galaxy S6 Edge vs iPhone 6 Plus

Diseño

El Galaxy S6 Edge trae consigo grandes mejoras de diseño: es delgado y ligero. Su marco está fabricado en resistente marco de metal y cuenta con vidrio en la parte frontal y trasera. El iPhone 6 Plus, por su lado cuenta con diseño en aluminio y es más grueso que el Galaxy S6 Edge: 7.1 milímetros del teléfono de Apple frente a los 7 milímetros del de Samsung.

Ambos son teléfonos con un diseño premium, fabricados presentando atención a todos los detalles y elegir entre uno u otro no es tarea fácil. Es curioso que en ambos terminales la cámara trasera principal sobresalga levemente, aunque este detalle no es molesto pero si hace que el dispositivo se vuelva inestable cuando se coloca con la pantalla hacia arriba y en posición horizontal encima de una mesa.

Y ya que estamos hablando de dimensiones, hay una diferencia clara entre ambos, ya que el iPhone 6 Plus es más una phablet que un smartphone con su pantalla de 5.5 pulgadas frente a las 5.1 del Galaxy S curvo. Para conseguir esta pantalla mayor el iPhone 6 Plus es un dispositivo más ancho que mide 3.06 pulgadas por las 2.76 del Galaxy S6 Edge. La phablet de Apple en también más alta con 6.22 pulgadas contra las 5.59 del dispositivo de Samsung.

Pantalla

La pantalla de smartphone de Samsung podría ser una de las mejores que se ha visto en un dispositivo ya que cuenta con tecnología Super AMOLED y es de 5.1 pulgadas contando con una enorme resolución de 1440 x 2560 píxeles (Quad HD), además Samsung ha realizado ajustes en el brillo del terminal que ahora puede alcanzar los 600 nits, algo que se puede apreciar con simplemente tener el terminal en la mano junto a un smartphone anterior de Samsung.

A diferencia de lo que se había esperado y especulado hasta pocos días antes de su presentación, las pantallas laterales del Galaxy S6 Edge no son tan aprovechables como las del Note Edge, aunque si que incluye funciones de acceso rápido a contactos y otras aplicaciones de TouchWiz. También se puede utilizar para obtener información rápida con el teléfono bloqueado, sirviendo para ahorrar batería ya que es posible comprobar las notificaciones sin que se encienda toda la pantalla.

Ya no solamente a nivel de innovación, sino a nivel de nitidez  o densidad de píxeles, en este apartado es donde más destaca el Galaxy S6 Edge sobre el iPhone 6 Plus, ya que la pantalla LCD de 5.5 pulgadas con resolución 1080 x 1920 píxeles consigue una densidad de píxeles de 401 frente a los 577ppp del Galaxy S6 Edge. Además y por si eso fuera poco, Samsung cuenta con una de las pantallas más nítidas (si no la que más) que hayamos podido ver en un teléfonos hasta la fecha.

En cuanto a si se aprecian diferencias entre ambos smartphones para usuario normal, lo cierto es que si, pero el iPhone 6 Plus no tiene una mala pantalla, simplemente la del Galaxy S6 Plus se nos antoja prácticamente inmejorable ya que además representa con gran fidelidad los colores.

TouchWiz (Android Lollipop) contra iOS 8

TouchWiz había lacrado el rendimiento de los últimos buques insignia de Samsung, no sólo frente a los iPhone sino también frente a smartphones incluso de empresas chinas basadas en Android. Se esperaba una gran mejora de TouchWiz y en principio para ser más rápida que la anterior versión, lo que es una gran noticia.

Se hace difícil establecer comparativas entre ambas interfaces a nivel de velocidad pero TouchWiz también ha sido reorganizado y se han eliminado muchas características y aplicaciones superfluas que ahora se pueden descargar adicionalmente. Así se podría decir que TouchWiz se ha adaptado a los tiempos adoptando una interfaz minimalista como la que luce Android Lollipop de serie gracias al diseño Material Design.

El Galaxy S6 Edge funciona realmente bien en multitarea, en parte gracias a su potentísimo Exynos de 8 núcleos y a la adopción de arquitectura de hardware y software de 64 bits.

Pero todo esto no intimida al iOS 8 de Apple que no necesita carta de presentación y que muestra un rendimiento suave, que sigue siendo simple, intuitivo y también fácil de utilizar y que además también utiliza tecnología de 64 bits.

Siguiendo con el software, Samsung también ha adoptado su propia tecnología de pagos virtuales con Samsung Pay que debutará tanto en Corea del Sur como en Estados Unidos este mismo verano y aunque el sistema de pagos de Samsung pudiera llegar a más comerciantes ya que utiliza el mismo sistema que el de las tarjetas de crédito, lo cierto es que el Apple Pay ya ha demostrado una gran implementación y aceptación por parte de los usuarios de los últimos teléfonos de la manzana, y eso a pesar de los impedimentos y reparos de algunos comerciantes estadounidenses. En este apartado habrá que esperar para ver cual de los dos termina triunfando.

Potencia y Rendimiento

El Galaxy S6 Edge cuenta con un chipset fabricado en proceso de 14nm siendo el primer teléfono en contar con esta tecnología que minimiza consumos y calentamiento, también utiliza una CPU de ocho núcleos que no es una novedad, pero si para un smartphone de la serie Galaxy S. El Exynos 7420 posee una CPU compuesta por cuatro núcleos Cortex-A57 ARM que corren 2.1 GHz y otros 4 Cortex-A53 para economizar que se mueven a 1.5 GHz.

El iPhone 6 Plus por su parte recurre al chip Apple A8 que está compuesto por una CPU de 8 núcleos, pero estos dos núcleos de CPU son mucho más potentes que los del Exynos, lo que les confiere una gran potencia de rendimiento en pruebas de un solo núcleo. El Galaxy S6 Edge consigue eclipsar al iPhone 6 Plus en el rendimiento de múltiples núcleos y en el rendimiento de un solo núcleo las aplicaciones deberían responder de modo similar.

En cuanto a almacenamiento interno, el Galaxy S6 Edge ha dado el salto de los 16 GB de mínimo a los 32 GB, lo que le da cierta ventaja frente al modelo de Apple que todavía a día de hoy sigue incluyendo un modelo de 16 GB. En ambos casos la memoria interna es cerrada y no hay posibilidades de ampliar el almacenamiento, con lo que elegir bien la memoria interna no debe ser una decisión para nada banal. Ambos modelos pueden expandir su memoria interna hasta los 128 GB.

Benchmark

Cámara

El Galaxy S6 Edge cuenta con una cámara principal de 16 megapíxeles, mientras que la del iPhone 6 Plus cuenta con un sensor con la mitad de megapíxeles – 8 megapíxeles. Ambas cuentan con estabilización óptica de imagen (OIS).

Durante el evento Unpacked 2015 pudimos ser testigos de como Samsung dejaba entrever que las imágenes que saca la cámara de su smartphone en condiciones de baja luminosidad son superiores a las del iPhone 6 / Plus. La lente de Samsung cuenta con una apertura f/1.9 que permite la entrada de mucha más luz que la f/2.2 del iPhone 6 Plus. Además la cámara del S6 Edge siempre se encuentra en modo standby, con lo cual se inicia con mucha rapidez.

Batería

A pesar de su inferior capacidad al Galaxy S5, el Galaxy S6 Edge sorprende tanto por la duración de la vida útil de la batería como por su velocidad de carga. Y es que a pesar de haber incorporado una célula 2.600 mAh (50 más que en el Galaxy S6), el uso de un hardware más eficiente en todo su conjunto, la arquitectura de 64 bits tanto del software como del hardware y las mejoras introducidas por Samsung han conseguido hacer que el dispositivo se quede más o menos a un nivel similar que el iPhone 6 Plus con batería de 2.195 mAh donde Apple si ha exprimido al máximo su rendimiento gracias al software propietario y un una pantalla de menor resolución.

No hay todavía datos sobre los consumos reales del Galaxy S6 Edge, pero las cifras del Galaxy S6 normal son parejas a las del iPhone 6 Plus en muchos aspectos, permitiendo navegar usando WiFi 12 horas en ambos casos, una hora menos en navegación LTE (11 vs 12), lo mismo con la reproducción de vídeo (13 vs 14 horas) y donde el Galaxy S6 flojea es en la reproducción de música donde el iPhone 6 Plus prácticamente lo dobla con 80 horas por 49.

¿Quien ganará?

Es difícil contestar a esta pregunta en estos momentos, más que nada porque el Galaxy S6 Edge todavía no ha salido al mercado el iPhone 6 Plus ya lleva unos cuantos meses, recibiendo una acogida magnífica por parte la crítica y el público, especialmente en nuevos mercados como China.

Ambos están pensados para un público que busque la máxima exclusividad, no será fácil ver muchos Galaxy S6 Edge por la calle, y además el panel trasero y la pantalla curvada los convierten en un rápido blanco de miradas curiosas, es por ello que creemos que tendrá una gran acogida entre el público que pueda permitirse pagar lo que vale.

Fuente: PhoneArena

1 Comentario

  1. Me gustaría que me ayuden no se por cual inclinarme. La verdad a mi me gusta escuchar música y ver vídeos
    cuál equipo me recomiendan entre el galaxy s6. O el Apple 6
    Por favor quien sepa ayudeme a elejir

Dejar respuesta